Comunicado de la AEE contra la trata de personas

24 de noviembre de 2018

La Alianza Evangélica Española reclama una legislación eficaz contra la trata de personas y la prostitución

El 25 de noviembre se celebra el “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”; entendemos que la trata de personas y la prostitución son formas de violencia contra el ser humano. Una buena parte de la población es sensible a este problema y desde la Alianza queremos que esa sensibilidad se traduzca en normativas que ataquen eficazmente esta lacra social.

No podemos quedarnos impasibles ante la inaceptable realidad que muestra que España es uno de los países que tiene un más alto porcentaje de personas prostituidas con respecto a la población general.

No estamos hablando de personas que ejercen su libertad para decidir sobre su propio cuerpo, puesto que en España, según algunos informes[1], el 90% de las mujeres en prostitución son objeto de trata de personas (incluso el Ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, manifestó en 2016 que el 99% de la prostitución procede de la trata[2]); la relación entre “cliente” y mujer prostituida no es simétrica, puesto que el primero actúa por decisión propia y la mayoría de las mujeres en prostitución actúan bajo coerción.

La Biblia condena “que se robe a otra persona para venderla o convertirla en esclava” y reclama con rotundidad: “No permitas que en tu país se cometa esta maldad”[3]; no podemos llamar libertad al sometimiento impuesto de una persona a otra vendiendo su dignidad por precio.

La Biblia también nos enseña a ser realistas, no ingenuos, y, consecuentemente, somos conscientes de que la corrupción afecta integralmente al ser humano y, por tanto, como expresaba la asociación Esclavitud XXI (vinculada a la Alianza Evangélica Española) en su propuesta a los partidos políticos a este respecto[4], “mientras haya compradores, siempre habrá alguien dispuesto a esclavizar y vender a otro ser humano”.

Esta es la razón por la que tenemos que producir legislación que ataque estos circuitos definitivamente viciosos.

Debemos implementar normativas que reflejen el necesario respeto a la libertad y a la dignidad de todo ser humano y sean eficaces no sólo en la persecución, sino también en la prevención de la explotación sexual y en la atención a las víctimas.

Para ello debemos preguntarnos qué estrategia ha sido más eficaz en otros países; vemos así que la legalización de la prostitución en Holanda o Alemania no ha reducido la explotación sexual y la trata de personas, sino que la ha incrementado. En contraste, en Suecia, Francia y otros países, una normativa de sentido opuesto ha conseguido reducir esta lacra.

Por tanto, reclamamos del poder legislativo que desarrolle una ley como la sueca, que penaliza al “cliente” de “servicios sexuales”, así como a los proxenetas y a los agentes de trata de personas, y despenaliza a la mujer en prostitución al considerarla una víctima. Nos satisface comprobar que otras organizaciones abolicionistas apoyan esta misma reclamación.

Conscientes de que la prostitución afecta principalmente a mujeres, creemos que la lucha contra ella no debe limitarse a una política de género, sino que debe incluir a los varones que sufren la misma esclavitud de trata de personas y comercio de su dignidad humana; la ley, por tanto, debe proteger los derechos fundamentales de toda persona, sin distinción de sexo, que se vea amenazada por esta lacra.

Presidente                                                                                                       Secretario General,

Marcos Zapata                                                                                                Jaume Llenas

 

 

[1] Trafficking in Persons. 2012 y 2013 Departamento de Estado de los EEUU

[2] El Boletín. 20 de Octubre de 2016 (https://www.elboletin.com/nacional/140930/grande-marlaska-prostitucion-procede-trata.html)

[3] Deuteronomio 24.7

[4] “ESCLAVITUD XXI. Miles de ciudadanos piden una ley para acabar con la trata de seres humanos que penalice la compra de servicios sexuales.” Noviembre 2015



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies